Etiqueta: Quinoa

Una de mis recetas preferidas y que hago habitualmente, son galletas de avena. Es una receta muy sencilla y sólo lleva 3 ingredientes: avena, plátano y gotas de chocolate. Ya hay disponible avena sin gluten, pero como hay muchas personas alérgicas (y no pocas) al plátano, me he propuesto hacer unas  galletas igual de sencillas pero sin gluten y sin plátano.

No contienen gluten, lactosa, leche, huevo, frutos secos, soja ni legumbres. Además no contienen azúcar añadido. Galletas de quinoa!

 

galletasquinoa1

Ingredientes:

150 gr de copos de quinoa

1 manzana golden bien madura

1 puñado generoso de arándanos secos(sustituible por pasas o chocolate en gotas)

 

galletasquinoa2

Preparación:

1.-Precalienta el horno a 180ºC

2.-Con la ayuda de una batidora y 2 o 3 cucharadas soperas de agua, bate la manzana troceada y con piel hasta conseguir puré.

 

galletasquinoa3

 

3.-Mezcla el puré con la quinoa y los arándanos y forma galletas del tamaño de la palma de tu mano aprox y medio cm de grosor.

 

galletasquinoa4

 

4.-Sobre un papel vegetal ve colocándolas(tendrán que salir una docena mas o menos) y hornea 18-20 minutos.

 

galletasquinoa5

 

Esta receta, además de fácil es muy versátil. Puedes utilizar, arándanos, chocolate blanco, chocolate negro…. y además puedes variar y usar copos de avena, copos de mijo, copos de trigo sarraceno….

Ya en otras ocasiones hemos hablado de los beneficios y de lo que nos gusta la quinoa. Esta entrada es una receta que nos propone Salomé Párraga (Quinoa Recetas) y es una delicia!

 

Ingredientes:

175g agua templada (30 segundos en el microondas)

Una pizca de sal
10g aceite de oliva
100g harina panificable mix B de Schär
40g almidón agrio de mandioca
50g harina quinoa Real
1 cucharadita levadura seca de panadería
5g miel de caña
1montoncito de semillas de sésamo para decorar

Elaboración:

Mezclar las harinas y reservar
En un bol grande ponemos el agua, el aceite, la sal y batimos. Agregamos las harinas, la miel, la levadura y mezclamos con espátula hasta conseguir una masa fina.
Tapamos la masa con film y dejamos reposar en lugar cálido y sin corrientes de aire durante 30 minutos.
Amasamos para desgasificar (con la espátula). Si somos capaces nos untamos las manos de aceite y damos forma de panecillos a la masa, sino con cuchara lo ponemos en moldes (yo os aconsejo utilizar moldes para que cuando se horneen suban bien y no se queden chatos).

Los decoramos con semillas de sésamo. Dejamos reposar otros 30 minutos.

Encendemos el horno a 170 grados y sin precalentar horneamos 30 minutos y dejamos durante 5 más en el horno apagado. Enfriar en rejilla.

La quinoa tiene muchísimos beneficios nutricionales y viendo el resultado de la receta …. Desde luego es imprescindible en la cocina sin gluten y casi que en todas….

Cada vez existe más variedad certificada sin gluten: quinoa en grano, en copos, harinas…..

Esta y otras muchas recetas podéis seguirlas en la web de Quinoa Recetas con muchísimas recetas que seguro  os sorprenderán!

 

 “Si tuviese que escoger un solo alimento para sobre vivir, escogería la quinoa”. Dicen también que por sus excepcionales propiedades nutricionales, la NASA lo ha incluído en la dieta de los astronautas.

Bolivia produce un 46% de la producción mundial y Perú el 30%. La quinoa, es un pseudocereal sin gluten que aporta una gran cantidad de aminoácidos y es de fácil digestión. Se han publicado, además, estudios que señalan importantes beneficios para las vellosidades intestinales en las personas celiacas.

Existe en el mercado pasta de quinoa, tortitas, muesli, bebida…. Además, quinoa en copos, en grano y harina de quinoa. Todo sin gluten. Hace poquito nos preguntaron …. me dais alguna idea para los copos de quinoa sin gluten?

Lo primero que nos viene a la cabeza es preparar un sano desayuno, pero también podemos hacer unas ricas albóndigas, hamburguesas, gnocchis  y hasta un risotto (de quinoa no de arroz).

Podemos preparar sopas (a nosotros nos ha gustado más con verduritas, tipo risotto) y también batidos o cremas (de una a cuatro cucharadas de copos de quinoa por cazo de leche) con un tiempo de cocción de 10 a 15 minutos.

Para desayunar, los copos de quinoa, como los de los cereales se cocinan al vapor y se prensan. Esto hace que su cocción sea más rápida que el cereal en grano. Normalmente, están listos cuando la leche empieza a hervir, pero luego depende de si nos gustan más o menos consistentes. Podemos utilizar cualquier leche, incluídas las vegetales porque nos gusten más o por intolerancia a la lactosa o alergia a la proteína de leche de vaca. A partir de aquí, imaginación: miel, fruta, frutos secos…